sínrome gato cachorro con hambre

Síndrome del gato cachorro con hambre

¿Cuál es el origen de tu gato?  ¿Es tu gato adoptado de la calle, albergue o quizás un hogar de paso?  Para hablar de este síndrome es necesario conocer el origen de nuestros gatos, esto nos hablará mucho sobre su gatonalidad, comportamiento y su capacidad de socializar con el entorno. Es necesario entonces, definir el significado de “Síndrome como un conjunto de síntomas que caracterizan o describen una enfermedad de carácter físico o psíquico (trastornos comportamentales).

 

Cada una de las etapas de desarrollo de nuestros gatos son importantes porque en ellas suceden cambios físicos y conductuales que definen su comportamiento a futuro; pero de todas estas etapas la más importante y la que más determinará su comportamiento natural o presencia de trastornos, es su etapa de cachorro: desde que nace hasta el 7 mes de vida.

 

Cuando nuestros gatos son cachorros sus madres son las responsables de proveer una alimentación continua que les permita tener energía para su desarrollo, crecimiento y actividades propias de su especie, además de enseñarles y prepararlos a ser excelentes cazadores de su propio alimento. Sin embargo, cuando nuestros gatos son separados de sus madres y abandonados en la calle (entorno pobre de alimento y recursos), pasan largos periodos de hambre que hacen que los gaticos se debiliten para buscar su propio alimento, además de sufrir atrasos en su desarrollo natural y alteraciones Neurológicas en su “Centro de Saciedad” encargado de que el gato se sienta satisfecho y no necesite comer más.

Te puede interesar

¿Qué sabes de la caída de pelo de tu gato?

Cuando nuestros gatos tienen hambre constantemente y comen sin saciedad es el primer síntoma que evidenciamos en esta alteración, acompañado de devorar su comida en una sola sesión, comer rápidamente y luego vomitar, busca comida en la cocina, en ocasiones pide comida o la roba.  Todos estos síntomas se pueden expresar en el “Síndrome del gato cachorro con hambre”, sin embargo, es necesario descartar clínicamente la presencia de otras enfermedades como: hipertiroidismo, diabetes mellitus, IPE, acromegalia, entre otras, que pueden aumentar los síntomas y ser producto de este síndrome no tratado a tiempo.

¿QUE HACER?

 

Si tu gato ha sido adoptado de la calle, albergue, hogar de paso o tuvo un historial de abandono y presenta alguno de los síntomas descritos, es probable que éste presente este síndrome, lo mas importante que podemos hacer para controlar y mejorar esta conducta es  ofrecerles a estos gatos una alimentación Premium (concentrados balanceados ricos en proteína y que no contengan granos ni cereales), manejo de comederos interactivos que propagan dificultad o procesos adicionales para que el gato obtenga su alimento de manera lenta y su consumo del mismo sea controlado.  Es importante proveerle a estos gatos enriquecimiento de su entorno que les permita desarrollar comportamientos naturales de su especie, los cuales además están dirigidos para que nuestros gatos eliminen el estrés y la ansiedad que puede ocasionar una vida sedentaria y monótona.

En Cato ofrecemos todo para el bienestar de tu gato, contáctanos

Compartir este post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Acabas de agregar este producto al carrito: