Factores más frecuentes que estresan a los gatos

El stress de los gatos es el resultado de una adaptación deficiente a los cambios bruscos o repentinos que ocurren en el entorno intrínseco o extrínseco del gato; podemos tener entonces enfermedades, obesidad, parasitemias, introducción de otras especies, llegadas de nuevos miembros a la familia (bebes), mudanzas, viajes etc. Este trastornó suele manifestarse en  cambios de conducta y debe tratarse analizando las variables expuestas que se desarrollan en el entorno del animal.
Para la determinación del estrés existen dos factores indispensables:
1.   El propietario quien conoce las conductas normales y anormales del felino y
2.  El veterinario quien de acuerdo a su formación estará en capacidad de plantear soluciones que mejoren la conducta.

 

SÍNTOMAS DEL ESTRÉS FELINO

¿Cómo sabemos si un gato tiene estrés? El estrés varía dependiendo de la naturaleza del animal y sus experiencias vividas la sintomatología es variable pero es necesario tener identificados los comportamientos normales de los atípicos.
La conducta es el resultado comportamental a un estímulo interno o externo en este caso los estímulos que detonan estrés generan conductas diferentes que se pueden evidenciar en cambios fisiológicos del gato como: agitación, dilatación de pupila, posición encorvada, higiene excesiva (dermatitis psicogénica), caída de pelo (bolas de pelo en tracto digestivo), agresividad, marcación de territorio, micciones de orina por toda la casa  o deposiciones de materia fecal por fuera de la bandeja.  Algunos gatos pueden suelen manifestar el estrés con trastornos de piel y constante movimientos de un lado a otro acompañados de maullidos.
Los felinos estresados suelen cambiar los hábitos alimenticios, duermen mucho y tienen poca actividad física, podemos observar como muerden con frecuencia objetos poco usuales.

Te puede interesar

Arañar muebles y paredes

CAUSAS DEL ESTRÉS:

El aburrimiento, la falta de actividad física e incentivos suele manifestar conductas de estrés como agresividad y destrucción de objetos por frustración, sobre todo en gatos que permanecen mucho tiempo solo y tienen un vínculo muy cercano con su dueño.

Otra causa de estrés típica es el ingreso de otra mascota a casa (cualquier especie), todo cambio que se efectué dentro del entorno del gato debe ser paulatino y acompañado de estímulos externos que eviten llevar toda la atención del mismo al nuevo inquilino.

Hacer cambios bruscos, lavar o limpiar los objetos considerados de su propiedad puede llevar a que genere conductas de territorialidad y miccionar con orina nuevamente algunas partes de la casa para demostrar que son suyas; en este caso es aconsejable llevar su comida para el lugar donde esta orinando y que entienda que debe respetar su alimento.

Lo ideal es propiciarle al felino un lugar donde todas las zonas estén establecidas para el: alimentación, eliminación, juego, descanso y acicalamiento; esto permitirá que nuestro peludo entienda sus espacios sin apoderarse de toda la casa, es indispensable introducir diseños de altura que propicien su ejercicio ya que su alimento es hiperproteico, diseñado para satisfacer la necesidades de una especie que esta estructuralmente diseñada para cazar, para tener mucha actividad física y para estar siempre alerta a los peligros del medio externo.

 

TRATAR EL ESTRÉS

Lo más importante de saber que el comportamiento de tu gato no anda bien es pedir ayuda a los profesionales veterinarios y etólogos.
Si eres un propietario disciplinado y sabes acerca del tiempo en que aparecieron los cambios conductuales debes empezar por establecer periodos de acercamiento con tu gatos (tiempo para peinarlo, dedicar un espacio para su actividad física), crear estrategias de recompensas y maneras de esconder sus juguetes preferidos para que los aceche y los case, suele ser de gran ayuda; jugar con su alimento ubicándolo en lugares altos para que le genere dificultad obtenerlo va hacer que disminuyan los periodos de ocio y de estrés.

En Cato ofrecemos todo para el bienestar de tu gato, contáctanos

Compartir este post


Acabas de agregar este producto al carrito: