Así usan los gatos su cola

A veces, la cola de un gato puede parecer que tiene una mente propia, moviéndose de un lado a otro y comunicando el estado de ánimo del gato incluso cuando su cuerpo está inmóvil.

La comunicación es un elemento fundamental, no solo para los seres humanos, sino para los animales que intentan de alguna forma, expresar sus necesidades. Los gatos por su parte, se comunican a través de sus ojos, sus orejas, su boca, sus bigotes y su cola, esta última no solo tiene la particularidad de comunicar emociones, sino de brindar soporte y equilibrio.

Conocer específicamente estas formas de comunicación, te ayudará a entender el comportamiento de tu mascota y proveerle la atención que necesita, bien sea alimentación, cuidados ante una posible afección médica o simplemente tiempo de juego.

 

La cola como soporte

Es una estructura muy móvil (arriba, abajo, hacia a un lado, hacia otro, enroscada). Para los gatos, esta parte de su cuerpo les proporciona equilibrio y estabilidad. ¿Los has visto caminar sobre tejados muy estrechos sin ni siquiera tambalearse? El felino utiliza la cola para equilibrar sus movimientos de tal modo que, cuando salta, la utiliza a modo de timón para modificar la dirección que está llevando el cuerpo entero en el aire y prepararse para el aterrizaje.

¿Sabías que los gatos pueden saltar cinco veces su altura? Sus músculos han sido diseñados para permitirle hacer movimientos explosivos y rápidos, por eso es natural que, ante una situación de sorpresa, su reacción sea un salto de alerta.

Te puede interesar

Factores más frecuentes que estresan a los gatos

La cola como elemento de comunicación

 Como lo dijimos líneas arriba, la cola medirá el estado de ánimo de tu gato. Sin embargo, debes dedicar unos minutos, incluso algunas horas para entender y comprobar sus movimientos, esto te ayudará a tener una relación más cercana con él.

 

Cola levantada:

Cuando tu gato recorre toda la casa con la cola levantada, indica que está tranquilo y contento. Esto suele pasar cuando después de un largo día te ve llegar a casa y corre hacía ti para lograr un poco de atención.

 

Cola curvada:

Si al final se forma una especie de signo de interrogación, tu gato te está indicando que necesita algo de atención. Esta posición suele indicar una actitud juguetona y que tu gato está deseando compartir un rato de diversión contigo.

 

Cola baja:

La mayoría de felinos bajan su cola cuando tienen una actitud pasiva o un poco agresiva, también indica que quiere pasar desapercibido como cuando se alista para cazar una presa.

 

Cola escondida:

Una cola enrollada bajo el cuerpo significa miedo o sumisión. Algo está poniendo nervioso a tu gato y debes detectar qué es. También ocurre cuando tienen alguna molestia física.

 

Cola erizada:

Esta señal indica que está en posición de ataque, de alerta o de peligro. Tu gato podría querer aparentar ser más grande de lo normal para intimidar a su oponente.

 

¡Cuidado con las lesiones!

La cola de un gato es una extensión de la columna vertebral, por lo que una lesión en la cola puede ser muy grave. Por otra parte, los gatos al aire libre tienen una probabilidad mucho mayor de sufrir lesiones en la cola debido a que están expuestos a animales salvajes, automóviles, bacterias y garrapatas, por lo que siempre es mejor mantener a tu gato dentro de la casa a menos que los estés supervisando afuera.

 

La dermatitis y las heridas por peleas, caídas extremas o atropellos son las lesiones más comunes, por eso, si sospechas que tu gato tiene una lesión en la cola, debes acudir al veterinario de inmediato, recuerda que esté órgano es imprescindible para su comunicación y en especial, para sus actividades cotidianas como jugar y saltar.

En Cato ofrecemos todo para el bienestar de tu gato, contáctanos

Compartir este post


Acabas de agregar este producto al carrito: